Manifiesto de apoyo de Autoforma a ATA (Federación Nacional de Trabajadores Autónomos)

En las últimas semanas el Ministerio de Seguridad Social ha hecho pública una propuesta de lo que considera una reforma del RETA en la que se plantean tramos de cotización y cotizaciones a razón de los “ingresos reales” de los gestores de formación autónomos.

Las cantidades de cuotas anunciadas son en todo caso desproporcionadas a la realidad de los gestores de formación autónomos y no cumplen con el objetivo de ayudar a los que menos facturan: Asimilar la cotización en Seguridad Social de un gestor de formación autónomo a los rendimientos de las actividades económicas, es decir a la facturación menos los gastos deducibles, es desconocer que muchos gestores de formación autónomos no pueden deducirse los gastos reales que sí tienen en el desempeño de su actividad porque la Agencia Tributaria así lo ha considerado.

Además dicha propuesta, que según lo publicado por los medios de comunicación, entraría en vigor en enero de 2023, aumentaría las cuotas a más de la mitad de los gestores de formación autónomos, llegando incluso a cuadruplicarla en algunos casos, mientras que los gestores de formación autónomos que más le bajaría, se le reduciría en tan sólo un 20% la actual cuota y dentro de 9 años.

Considerando que la cuota de aquellos gestores de formación autónomos, que tienen pérdidas o que facturan menos del SMI debería de reducirse hasta quedar en algo prácticamente simbólico, creemos completamente insuficiente la reducción que se plantea y más a tan largo plazo.

Con el actual panorama económico en el que la economía real aún no se ha recuperado, consideramos que esta reforma no es más que una nueva forma de obtener recursos económicos para el Estado, quien con esta propuesta, está ahogando a muchos gestores de formación autónomos para el próximo año.

Desde la Asociación Nacional de Gestores de Formación (AUTOFORMA), que representa los intereses de los gestores de formación autónomos a nivel nacional, queremos mostrar nuestra más firme oposición a una reforma que no considera la reestructuración imprescindible tanto de cotización como tributaria. Se nos sigue considerando como empresas sin diferencia cualitativa suficiente provocando el desproporcionado sistema confiscatorio actual, que tiene el único objetivo de recaudar a los gestores de formación autónomos sin ofrecer nada a cambio de este pago de impuestos y tasas desproporcionado y por supuesto sin intentar solucionar ninguno de nuestros problemas y no proteger ni amparar el trabajo de los gestores de formación autónomos y trabajadores autónomos en general, que somos el 90% del tejido empresarial de este país.

Esperamos que las negociaciones en la mesa de Diálogo pongan negro sobre blanco las circunstancias reales que atraviesan los gestores de formación autónomos y confiamos que con diálogo y propuestas coherentes se llegue a un acuerdo que no hurgue en la herida de la maltrecha economía de los gestores de formación autónomos. Mostramos nuestro apoyo a la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, ATA, para que esta propuesta no se haga realidad.

error: Contenido protegido
X